TEDxParqueCasupo… mi primera vez

TEDxParqueCasupo… mi primera vez

Los cuatro puntos de mi cuerpo apoyados en el tablado de mi primera vez en un TEDx, establecieron un diálogo amistoso con el suelo desde el instante inicial. Debido a eso, pude rodar tranquilo sobre su parqué bien nivelado. Lo que dejó a mis manos liberadas de su eterna tarea, la de controlar mi silla de ruedas. De esa manera, gesticularon a sus anchas al ritmo de las palabras que las impulsaban. Sin dudas, un importante alivio para el cúmulo de nervios que aderezaba mi gran tensión –La que se sufre y se goza al mismo tiempo–. La responsable de resecar mi boca y garganta, a instantes de comenzar.

Por otro lado, poco más de un metro por debajo de la tarima donde yo exponía estaba el equipo organizador y productor del evento. Unas 20 tenaces mentes que conformaban mi audiencia de aquella inolvidable jornada.

mi primera vez 4
Toma de @raulrivero87

Las sillas y su distancia en mi primera vez

Como es de público saber, desde hace un tiempo, la vida ha insistido con firmeza que el mundo debe pensar diferente, lo que requiere abrir nuestras mentes.

La realidad es que estamos en tiempos del COVID-19. En consecuencia, el equipo organizador asumió su rol creador: ¡separó sillas y conectó almas! Para así, multiplicar ideas sobre el caos como catalizador entre opciones y soluciones. 

Nuestro verdadero riesgo es andar por ahí con demasiadas expectativas. Sin aceptar y mucho menos aprovechar, los imprevistos que puedan pasar…

Guillermo Sfiligoy

Intento fallido

En las postrimerías del año 2016 mi emoción se desbordaba, así como el agua que la inundaba. La vida me recordaría que nada de lo que se da por sentado, tiene garantía. En pocos instantes, todo cambiaría.

Lo preparado

Para mi primera conferencia en un TEDx, concebí a “Los secretos después de una caída”.

Mi intención era aprovechar al máximo los quince minutos de atención que tantas almas –ese día y luego– invertirían en conocer lo que yo compartiría.

Una suerte de ejercicio mental y sobre todo emocional, donde haría lo posible por alertar para que no golpeen dos veces con la misma piedra. Me valdría de mi propia experiencia de vida, usando como referencia algunas de mis caídas. Las que me han acompañado día tras día hasta llegar allá, al TEDxUJAP

Así es nuestra existencia… un ir y venir de situaciones en descontrol con la posibilidad de ser estabilizadas y utilizadas.

Lo menos esperado

El mensaje que había construido para ese día, necesité ponerlo en práctica de emergencia en mi propia vida. Tuve una férrea lucha contra la decepción producida por el cambio abrupto de planes.

Un enorme tropiezo, dado que hubo que cancelar el TEDxUJAP pocos minutos antes de comenzar.

Vale la pena resaltar que la noticia la recibí sentado en mi carro mientras intentaba entrar a la Universidad José Antonio Páez (UJAP). Como es de imaginar, mucho antes se había despertado la conmoción general. 

Torrenciales lluvias caían sobre la ciudad de Valencia. El acontecimiento climatológico puso de manifiesto dos aspectos: el primero, Venezuela un país tropical de fuertes tormentas, por fortuna, fuera del sector de huracanes del Caribe. Segundo, los servicios urbanos del Municipio San Diego, en un estado tal, como para ir corriendo a un hospital. Hoy varios años después, ambos señalamientos siguen vigentes.

El legado

Ese día, mis ideas no llegarían hasta las mentes de los que estarían ahí presentes, pero ya las había concebido. –Satisfacción y frustración al mismo tiempo–. A partir de esa accidentada oportunidad, existían y estaban listas para ser compartidas.

mi primera vez 2
Organizadores y productores en plena acción
@gabriellarumbos y @alegnacarballo
Toma @42kproducciones

Expectativa versus realidad en mi primera vez

Nunca pensé que cuando llegase el momento me costaría tanto, mucho menos con el excelente apoyo de los organizadores del TEDxParqueCasupo. Tampoco podía imaginar que lo haría observando al lente de una cámara. 

Diez minutos, 600 segundos, un destello, muchas vidas…

Aún con la distancia social y las imperantes medidas de bio seguridad la energía de lo factible se podía palpar. –Un verdadero honor estar allá–. Sin embargo, debo admitir lo diferente que había visualizado la forma de cómo sería mi primera vez.

Hace un tiempo me dije en un momento muy importante de mi vida…

“No es ni mejor, ni peor. Solo, es diferente”

Ahora lo reitero. Lo que allí sucedía era explosivo, cambiante, nuevo… inédito para todos. –Así lo pide a gritos el mundo, luego del trascendente 2020–.

Ponentes en sus casas grabando sus conferencias con celulares. Organizadores reunidos a través de grupos de WhatsApp. Aliados comerciales en participación digital.

Todo en apariencia era diferente, aunque en esencia… similar

En una mirada superficial luciría como otro mundo, pero al profundizar… Se entendería que solo eran jóvenes insatisfechos que se reunían creando algo valioso para el planeta que recibieron.

¡Hay que cambiarlo¡¡Tenemos que mejorarlo¡¡Debemos aprovecharlo!

En esta ocasión…

La conferencia que no llegó a ser… “Los secretos de una caída” maduró en el tiempo para responder al tema central del TEDxParqueCasupo.

Caos. A pesar del caos. Gracias al caos. Después del caos.

Mi primera vez

El título de la ponencia que concebí para el TEDxParqueCasupo fue «El Potencial del Sufrimiento». Ese sentimiento que aparece cada dos cuadras en la vida de cualquiera y complica su existencia.  

Como podría inferirse, he sufrido más de lo necesario, escondiéndome o procrastinando.

En oportunidades ha sido por una mala gestión del dolor, en otros casos, por centrar mis pensamientos en situaciones desfavorables. ¿Por qué me sucedió? ¿Mañana, cuánto más? ¿Sufriré tanto como hoy?

Ideas que desperdician energía en lo que aconteció (pasado) o en lo que ni siquiera sé tiene certeza que vaya a ocurrir (futuro). En ambos escenarios, el aporte es nulo. 

En el ahora (presente)… el único lugar donde se pueden encontrar las verdaderas opciones. 

El potencial del sufrimiento

Sucedió… me hundí, me reinventé, lo entendí y por supuesto, lo compartí. Lo comprendí a causa de que lo viví, lo analicé y lo asumí como parte de mí…

Hay formas de aprovechar ese sentimiento y convertirlo en crecimiento sin hundirnos en el dolor. De eso, Viktor Frankl nos dejó un gran legado. La Logoterapia construida a puño y letra con sus terribles vivencias en 4 campos de exterminio Nazi.

Dándole un verdadero sentido a lo que en ese momento no podía controlar, pero sí resignificar. El dolor de estar ahí, de perder casi todo por lo que había luchado en su vida incluyendo esposa, padres, hermano, amigos y demasiados otros.

Siempre...
En cada momento dado, porque toda vez es diferente. 
Hay que darle sentido al presente...
Hay que darle sentido al sufrimiento...
Y máxime...
Hay que darle sentido a nuestra vida...
Una de las grandes mentes del TEDxParqueCasupo @kaledhh
mi primera vez 8
La fabulosa host del TedxParqueCasupo @ohmycay
mi primera vez 7
Una de las grandes mentes creadoras del TEDxParqueCasupo @maferescob

Deja un comentario