En este momento estás viendo Inclusión y tranquilidad… ¿Van juntas? • Plan para lograrlas

Inclusión y tranquilidad… ¿Van juntas? • Plan para lograrlas

¿Qué es la inclusión?

Mucho se escucha sobre ella, pero la realidad es que poco se le utiliza. Lo que trae como consecuencia que, en enormes porciones de la sociedad sea casi inexistente. El estado óptimo que se puede alcanzar al no etiquetar, ni discriminar es él de inclusión y tranquilidad fusionadas, trabajando juntas de la mano. Exigiendo antes que nada… Aceptar diferencias. Como requisito indispensable, para lograr sociedades más sanas y perdurables.

La diversidad no es un problema es una oportunidad.

La UNESCO en su visión sobre la inclusión afirma: Son las diferencias individuales, las que fortalecen el crecimiento de la humanidad a través de la participación activa de las personas tal y como son. 

Incluir, habla de unir diferentes elementos en un mismo grupo. Sin deformar sus características individuales. En ese contexto, se extienden posibilidades para mejorar.

La inclusión en Venezuela. Una experiencia.

Desde la discapacidad

Este relato no intenta ser una descripción fehaciente de la situación de las minorías en el país del Salto Ángel. Sería útil leerlo con un filtro que resalte su condición de ser… Una simple visión personal.

Claro está, para osar ese objetivo valdría la pena acotar que ya son más de 13 años sobre una silla de ruedas. Aunque también es útil saber que antes de la paraplejía, hubo una vida andando que al menos duplica el tiempo rodando.

 … antes de la paraplejía, hubo una vida andando que al menos duplica el tiempo rodando.

El caso es que, la espontaneidad propia de la idiosincrasia venezolana, algo sopesa a la precaria infraestructura. Desplazamientos que son odiseas (para personas en silla de ruedas), entendimiento a medias (para personas que requieren lenguaje de señas) o aceras con agujeros que tienen el poder de atrapar a cualquiera que no vea. Son solo unas pocas de las realidades a las que se someten las personas con algún requerimiento (físico, intelectual o múltiple) especial.

De esa situación se desprenden dos escenarios:

  • La persona se encierra en cuatro paredes. En ese lugar donde posee elementos básicos para sentirse parcialmente segura.
  • La persona se aventura a la ciudad, al campo o la montaña. Con un imprescindible e innecesario requerimiento: va a tener que ser ayudada.

¿Quién puede sentir tranquilidad con esta realidad?

https://gsmetas.com/miedo-miedo-a-que/Los estímulos aparecen y desaparecen en todas las direcciones y sin coto alguno. Con ellos, la angustia y la incertidumbre ocupan un espacio que en ciertas ocasiones llega a producir derrumbes existenciales.

De nuevo, aceptar y respetar la diversidad, es una muy buena oportunidad…

Es una excelente posibilidad para entregar y bien utilizar lo que esté en nuestras manos dar. Y eso, cuando sucede con autenticidad, genera calma y sosiego al alma.

Lo que fortalece al espíritu, dejándolo bien preparado para encarar eso que acontezca. Eso que se pierde. O en lo que crece tanto, que no se entiende.

El hombre solo logra acercarse a su desarrollo personal a través de su relación con el otro.

Inclusión y Tranquilidad. Lo esencial para alcanzarlas.

• Respeto

Valor individual y fundamental de la humanidad. Imprescindible al optar por cualquier buena relación con todo elemento del planeta. Un conejo, un abuelo, un cuento, un amigo…

El conjunto íntegro que conforma lo reconocible en la vida. Es quien tiene el derecho de ser respetado y no, juzgado. Mucho menos discriminado.

A partir de ahí, la diversidad de opiniones y visiones es lo que permite que las personas amplíen y consoliden sus aportes. Siempre, desde el reconocimiento armonioso con el otro.

• Igualdad

En la Declaración Universal sobre los Derechos Humanos de las Naciones Unidas establece, “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos“.

Lo cierto es que, en el camino esta potestad esencial se le convierte en una sustancia maleable que la deforma y en algunos casos, la elimina. Separando (sin justificación, ni razón) a la persona por un rasgo, origen, religión u otro parámetro que al no ser respetado. En ese preciso momento, crea una muralla de intolerancia que castra la oportunidad y el potencial para avanzar y crecer .

«todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos»

• Equidad

Tanto mejor. Habla de igualdad, pero con empatía. Colocando énfasis en las necesidades reales del otro, y no solo en las presentes del entender de quien aporta. Para ello, además de respetar el vínculo que conecta a las diferencias personales, se requiere estar acompañado por auténtico interés en el bienestar común.

Tranquilidad

No es parte del plan. Es el resultado. Un estado natural producto de haber actuado con valores positivos que originan, esparcen y multiplican bien. De hecho, esa tranquilidad viene acompañada de satisfacción y lo que podría ser el factor indispensable para afrontar, lo que pueda pasar… Energías frescas. Todas ellas… Las que se requieran al construir caminos de largo alcance. Senderos de vida, de esos que siempre necesitan ser ajustados y mejorados, debido a la eterna realidad de la humanidad… Todo lo que vemos, sabemos y tenemos va a cambiar. Se va a modificar incluyendo, a la persona misma.

Lo que resulta una buena alternativa para disponer de herramientas suficientes con las que se vaya descubriendo ( a medida que se viva) lo que cada quien, quiera y se pueda llegar a ser.

Esta publicación es realizada con el respaldo del Laboratorio Clínico Galeno

Deja un comentario