EL MIEDO, Y EL FRÍO QUE ME HACÍA TEMBLAR

De espaldas a mí brillaba, la cálida luz de un solitario reflector, que con su bombillo de halógeno, alardeaba alegremente su presencia en medio de tanta oscuridad. El y yo, establecimos (desde el mismo comienzo de mi desafío personal) una relación de distancia y cercanía, que se acentuaba, a medida que me alejaba más de la orilla. Ese haz de luz representaba mi única referencia (visible desde casi cualquier distancia) para establecer la dirección de mi retorno a tierra. Estábamos viviendo y sufriendo el segundo día consecutivo del primer apagón nacional...

Continuar leyendo
Cerrar menú
×

Hello!

Click one of our representatives below to chat on WhatsApp or send us an email to grafico@fundasitio.org

× GSMetas