LO QUE ME GUSTARÍA QUE NUNCA TE FALTASE

LO QUE ME GUSTARÍA QUE NUNCA TE FALTASE

Estoy casi seguro que ya te lo conté, sin embargo lo haré de nuevo porque no pienso volver a cometer el mismo error… En algún lugar sin nombre y con mucha personalidad, encontré uno de esos objetos que parecieran tener tu sello impreso por todos sus costados.

Una pequeña libreta de hojas blancas con una tapa bastante dura, sorpresivamente estaba recubierta por una tupida cabellera blanca.  Pensé que este podría ser un simpático artefacto para añadir a tu ecléctica postura, con la que exploras día a día el hecho creativo.

Ahora bien… ¿Por qué no te lo entregué?

GRATITUD LO QUE ME GUSTARÍA QUE NUNCA TE FALTASE 2

Justamente, he descubierto por demasiados kilómetros rodados y unos cuantos más caminado, que realmente de esto se trata todo… De entregar, de colaborar, de acompañar. De contribuir con tus aportes personales (únicamente los positivos) a las incontables historias que vas a tener la dicha de participar y mejorar.

Es que nada de lo que vayas a hacer o a dejar de hacer, va a suceder sin repercutir (positiva o negativamente) en algo o en alguien. Ninguno de tus logros, será solo para ti. Tener consciencia de este hecho es muy útil para darle un real sentido y un trascendente propósito a tus caminos – Se que te hablo como si ahora estuvieses comenzando, todos sabemos que no es el caso – Igualmente, podríamos preguntarnos… ¿Qué es un nuevo día? ¿No se trata de una de un nueva una nueva luz que enciende, para mejorar verdaderamente nuestra realidad?

Me detengo para resaltar la importancia, de ese par de palabras “mejorar verdaderamente“.

Es fundamental que la claridad de esa premisa, sea honesta y fluya en ti, sin vertientes ocultos. Para ello, tendrás que estar muy atenta, en que todo lo que estes construyendo, sea algo que afecte positivamente a otros, es decir, que genere un beneficio común. De esta manera, vas a lograr instantánea  y constantemente, la certeza de que esa ayuda será siempre retribuida hacia ti con…

Vigor,

motivación y lo que es aún más valioso…

La satisfacción que estas viviendo a plenitud.

GRATITUD LO QUE ME GUSTARÍA QUE NUNCA TE FALTASE 5

 

La mesa de noche

Siempre la tuve a mi izquierda, iluminada durante años por una lámpara diseñada y construida a mano por tu mamá y por mí. Apenas llegué a casa con la libreta bajo mi brazo, la escondí y la guardé muy bien para asegurarme que no la pudieras encontrar y así pasó el tiempo. Cambiaron las cosas, y como lo sabes bien –  casi se terminan todas mis opciones.-

En ese experiencia, radica otro de los aspectos que no sabes como deseo que nunca te falte. Más bien preferiría, dejar de depositar tanta responsabilidad en mi etéreo clamor y como ya es lógico pensar…

Voy a confiar. Por supuesto que confío, sin ninguna duda te puedo enfatizar que confío en ti.

Con todos los pasos firmes que has podido dar hasta el momento. Inclusive con las caídas (nada inesperadas) de las que te has logrado levantar. Has demostrado tener un soporte lleno de – principios – que te permiten ir explorando, descubriendo y compartiendo, con la indispensable convicción de que – No hay nada más indicado por hacer siempre, que entregar todo lo bueno, todo lo positivo, todo lo desinteresado que tengas listo para compartir, sin dilatarlo, ocultarlo o postergarlo – Por la peligrosa posibilidad de perderlo. Dicho de otra manera, nunca desaprovechar el momento.

Todo lo bueno que este presto para ser añadido a las realidades de otro, no creo que pueda haber alguna razón de verdadero peso que soporte la peligrosa decisión de posponerlo. 

GRATITUD LO QUE ME GUSTARÍA QUE NUNCA TE FALTASE 9

El saco de conocimientos

Aquí me estoy refiriendo a todo ese legado que constantemente se va recibiendo, tanto lo basado en la teoría como lo experimentado en la práctica. No se trata, de procesos temporales de análisis y estudio, se refiere a la vida como un eterno laboratorio de nuevos y mejores desarrollos. – No es vivir para alcanzar algo, sino respirar para explorar todo -. 

Para alimentar ese saco de conocimientos no habrá un momento indicado, ni lugar perfecto – Todo y todos tienen algo importante y posiblemente trascendente que dejarte – Por supuesto, lo más significativo es tu sed por entenderlo y recibirlo.

Es realmente sencillo que las dinámicas diarias te seduzcan a construir innecesarias y lamentables barreras que te ocultarán las grandes sorpresas que nacen en sitios más inesperados y poco elaborados. En ese aspecto, se basa mi tercer gran deseo que espero nunca te falte, la consciente capacidad (a siempre defender y desarrollar) para identificar o más bien para intuir, las infinitas posibilidades de inspiración que guarda cualquier insignificante rincón.

GRATITUD LO QUE ME GUSTARÍA QUE NUNCA TE FALTASE 6

Después que ya sabía que había sobrevivido

Regresé a mi cama, con el mundo volteado, con la mayor debilidad física que pudiese imaginado algún día que si quiera me acercaría a vivir. Una debilidad física, nada comparable con la devastadora pradera de desaliento en que se había convertido mi mente y mis emociones. Sin embargo, en medio de tanto sufrimiento florecían las más poderosas y frondosas ganas de vivir – Estaban ustedes – enarbolando la bandera de todo lo luminoso de mi nuevo camino por descubrir.

En ese contexto, dentro de la única gaveta de mi mesa de noche y debajo de algunos papeles intrascendentes estaba ella. La misma libreta que meses atrás te había comprado y por alguna absurda razón no te había dado. Lloré… Por supuesto que lloré y lo hice de alegría por seguir con vida y aún tener la dicha de poder entregártela. Sin embargo, también lloré por el susto de saber con absoluta consciencia que por nada, nunca te la hubiese entregado.

¿Cuántas maravillas nos limitamos a compartir sin ninguna verdadera razón?

Ya no podía correr… Aunque si logré alzar mi voz, secar mis lágrimas y llamarte para que con tus seis años de edad, recibieras la libreta de hojas blancas con la que yo sentía, que ibas a hacer volar tu imaginación. Construyendo nuevos mundos llenos de pasión.

Claro que estos tres sencillos puntos, no son los únicos que me gustarían que nunca te faltasen. Me basta con saber, que son los de hoy y que no me los guardé para luego. A tus primeros diecisiete años, son los que te entrego con todo mi amor, gratitud y orgullo para que continúes elaborando tu propia lista de esenciales, de esos principios que nunca deben faltar en tu vida…

 

Eso se lo preguntaría a cualquiera. En tu lista de vida… ¿Qué te gustaría que nunca faltase?

GRATITUD LO QUE ME GUSTARÍA QUE NUNCA TE FALTASE 3

GRATITUD LO QUE ME GUSTARÍA QUE NUNCA TE FALTASE 10

Suscríbete a nuestro sitio web

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

2 comment(s)

Fabuloso Seida…fueron vividos y escritos con el corazón. Me encanta que te haya gustado. Ojalá tenga reflexiones que te sean útiles para tu propia vida.

Deja un comentario