La energía del lugar

La energía del lugar

La diferencia entre el éxito o el fracaso de una tarea normalmente se ve dramáticamente influenciada, por la energía del lugar donde se desarrolle y de las personas que la lleven a cabo.

Realizar grandes esfuerzos sin antes conectar con la energía del lugar… Sin verificar la armonía entre los objetivos de las partes, entre los valores de los actores y entre la inercia emocional que vienen arrastrando o empujando hasta este momento presente. Puede ser tan arriesgado como bailar en un gran salón con una pareja desconocida, una música sorpresiva.

¿Qué importancia tiene para ti sentir la energía del lugar antes de cualquier acción iniciar? 

energía del lugar 2

[icon name=”certificate” class=”” unprefixed_class=””] Sintonizar frecuencias

Los elementos que pueden insinuar una frecuencia similar entre la del lugar y la que manejes en el momento para avanzar, son normalmente intangibles y efímeros. Usualmente, cualquier indicio de sintonía es sustituido a los pocos instantes por otro. Parece ser un acuerdo común que en la medida que la energía energía del lugar mantenga por el mayor periodo de tiempo posible la misma frecuencia, o al menos algunas que no desentonen, los objetivos se podrán alcanzar con mayor probabilidad, y lo que es más importante aún, la armonía de melodías al manejar resultados sin conflictos, tendrá grandes posibilidades de que esos resultados puedan mejorar y evolucionar.

Dificilmente las soluciones logradas u obligadas sin sintonía permitan continuidad de acciones. La calma y la paz que producen los objetivos logrados en armonía son emociones que incitan a continuar y mejorar ese tipo de acciones.

Es instintivo, el ser humano en el sentido más amplio de su existencia tiene un gran desafío, independientemente de las distancias de cualquier indole que los separen…

 [icon name=”check-circle” class=”” unprefixed_class=””] Permanecer felices el mayor tiempo posible [icon name=”check-circle” class=”” unprefixed_class=””]

Basados en ese instinto primitivo y natural de la humanidad es fácilmente comprensible que los individuos quieran permanecer cercanos a lugares, personas y objetivos que entren en sintonía con los personales.

[icon name=”certificate” class=”” unprefixed_class=””] Mejorar tendencias

El sintonizar no se debe limitar únicamente a acompañar, sin dudas es el punto de partida para mejorar. La energía del lugar es la plataforma sobre la que se puede y se debe actuar. Sin embargo, al igual que no existen marcas y señales claras de los instantes cuando la sintonización de energías esta en pleno proceso de activación, el momento y la contundencia con la que cada quien puede colocar su aporte, nunca va avisar pero si va a dar sutiles señas que podrán insinuar.

La habilidad de intuir momentos de sintonización e instantes para aprovechar la energía del presente y mejorarla es una facultad que se debe ejercitar y desarrollar conscientemente para que luego con el paso del tiempo pueda ser utilizada consistentemente en mejorar todo lugar donde vayamos a aportar.

energía del lugar 5

[icon name=”certificate” class=”” unprefixed_class=””] Compensar deficiencias

El sintonizar energías, habilidades e inclusive temores para conectar dos realidades diferentes y lograr que el resultado supere la suma de sus componentes, es una situación donde la sinergia entre los elementos mejora los resultados esperados, aumentando espontáneamente la energía del lugar.

Junto a mi admirado y apreciado coach Carlos Montoto nos planteamos unir nuestros esfuerzos y hacer juntos un movimiento funcional del Crossfit denominado “thrusters“ donde él actúa como mis piernas y yo como sus brazos. Combinando nuestras extremidades podemos entender lo imprescindible que es sintonizar energías para luego ser multiplicadas.

Ubicarme sentado sobre los hombros de Carlos es una tarea de confianza y de claridad de propósito que desafía mi zona de seguridad y tranquilidad. Igualmente para Carlos hacer un movimiento rutinario, totalmente controlado por él con una persona sin movimiento en sus piernas sobre sus hombros, representa un nuevo comienzo y reformulamiento del método que lo coloca a reformular procesos ya controlados para mejorarlos, reconociendo la necesidad de descubrir pequeños detalles que actúan como preámbulos a grandes soluciones. En cada intento, la atención se centra en la sintonización para detectar debilidades que deban ser fortalecidas individualmente y luego en las practicas resueltas en conjunto.

La energía del lugar, que en este caso es la fuerza que se contagia y enemana de cada una de las almas que asisten a ese centro de ejercicios, el @boxcrew77 incitó a que una vez sintonizados a ella, pudiésemos poner nuestro mejor aporte para crear una experiencia que va mucho más allá de sumar extremidades para levantar un gran peso. Ubicándonos en el contexto de lo posible a través de la integración y la sincronización de intenciones permitiendo desarrollar un mensaje de apoyo a toda persona que se plantee hacer sinergía con otra u otros, mejorando los resultados obtenidos a la simple suma de esfuerzos.

 

[icon name=”certificate” class=”” unprefixed_class=””]  La energía del lugar

La fórmula requerida en cada caso en especifico para generar resultados positivamente resaltantes,  parte de procesos de acople y engranaje previos al arranque. Una vez en movimiento, es esencial mantener los niveles de energía óptimos para resguardar la inercia inicial. Entendiendo que la posición ventajosa del movimiento permite una aguda observación que ayudará a mejorar aún más la situación.

Todo este conjunto de emociones intangibles que generalmente se traducen en resultados tangibles, contagia una fuerza inspiradora y motivadora hacia nuestros entornos de influencia. Permitiendo expandir y multiplicar posibilidades de mejorar aún más…                                      Nuestras propias realidades.

 

 

Deja un comentario